Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

¿Quiénes son Los Chichos? Todo sobre la propuesta de pollos a la brasa y parrillas en Magdalena

Una carta basada en el pollo a la brasa amplía alternativas con combinaciones sencillas pero confortables. Los Chichos tienen buena sazón y un menú generoso.

Hay platos que están por encima del bien y del mal. Son incuestionables; sagrados. Quizá ninguna otra creación en nuestro universo gastronómico esté tan libre de disclaimers como lo está el noble y generoso pollo a la brasa. Se ha ganado tal privilegio.

Lima es un territorio de pollerías y chifas, como lo son la mayoría –sino todas– de las ciudades en nuestro país. El pollo a la brasa es tan peruano como lo es el cebiche. Viene, además, en un interesante abanico de presentaciones (al popular monstruito llegaremos en breve) y ha sabido adaptarse a las necesidades de un mercado cada vez más cambiante. No hay que cambiarlo ni mejorarlo: las reglas son más o menos sencillas. Lo que hay que hacer es tratarlo con amor, con buena mano. Perfeccionar lo que ya es bueno, si se puede. Ahí es donde los detalles marcan la diferencia.

Hace unos meses abrió en Magdalena un espacio bautizado como Los Chichos –el local es un traspaso–, en el corazón de una zona comercial en el distrito. La propuesta ha sido gestionada y ejecutada por los hermanos Richard y Jaime Pujay (expertos polleros, con casi dos décadas en el rubro) con la ayuda del empresario y entusiasta gastronómico Hippie González. Brasas y parrillas conviven aquí con naturalidad. El pollo sabe a nostalgia, a los primeros pollos a la brasa que alimentan el recuerdo; sale con el crujiente ideal en el pellejo y los jugos en la carne que evidencian lo que todos esperamos de este bocado: está recién hecho. Evidentemente, esto requiere que lleguemos en el momento preciso o que tengamos un poco de paciencia, pero todo es manejable con un vaso de chicha fresquita y especiada.

El pollo entero con papas (están evaluando implementar papas naturales en lugar de la versión industrial) y ensalada cuesta S/ 56. El cuarto, S/ 16,90. Los anticuchos son obligatorios por aquí (S/ 18,90 de res y pollo) y también lo es el flexible monstruito: una combinación de chaufa con papas fritas y presa de pollo.
Que viva el Perú.

Sepa más:

-El local es cómodo, pero también hay delivery. Casi todo el menú puede pedirse (incluidos los anticuchos) a Magdalena, San Miguel y San Isidro. Por Rappi llegan a todo Lima.

-Hay algunos combos durante la hora de almuerzo que resultan tentadores. Por ejemplo, el de cuarto de pollo a la brasa (pierna) + un palito de anticucho y papas (S/ 16,90).

-Si quiere pedir algo de picar, no deje de probar las empanadas estilo salteñas. El relleno lo vale.

DIRECCIÓN: Jirón Cusco 589, Magdalena
HORARIOS: Lunes a domingo de 12 m. a 11 p.m.
CONTACTO: 768-9406 (mismo teléfono para el delivery)

Tags Relacionados:

Pollo a la brasa

Contenido Premium


Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada