Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Ya sabemos que en los últimos años -de la mano de HMD Global- ha venido “reconstruyéndose” en el mercado mundial, con una estrategia bastante interesante: en lugar de apuntar a las gamas más altas (y caras) con teléfonos sumamente sofisticados, se ha centrado en modelos de entrada y gama media, sobre todo. Su apuesta se basa en diseños simples, pero llamativos; configuraciones interesantes; y la promesa de una experiencia de Android lo más pura posible y con constantes actualizaciones.

Ahora, me tocó probar el nuevo (el número que le sigue al punto te indica la versión del modelo, en este caso, el cinco). Si no tienes mucho tiempo, te hago un resumen de mi opinión sobre este equipo: es un smartphone de gama media bastante competente para las necesidades de ese segmento y, hasta, las excede. Sin dudas, una buena alternativa si lo que se está buscando es un teléfono inteligente bonito, eficiente y que no sea tan caro. Claro, no se le puede exigir como a un dispositivo de gama alta o premium, pero posiblemente es justo (y hasta un poco más) de lo que necesitas. Si quieres conocer más en detalle mi análisis, sigue leyendo.

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

MODELOTA-1229
DIMENSIONES164.3 mm x 76.6 mm x 8.5 mm
PESO185 gramos
MATERIALESVidrio (Gorilla Glass 3) y plástico.
PANTALLAIPS LCD, 6,55″, 720 x 1600 píxeles, ratio de 20:9]
SISTEMA OPERATIVOAndroid 10, Android One.
PROCESADORQualcomm SM6125 Snapdragon 665 (11 nm) CPU octa-core GPU Adreno 610.
RAM4GB
ALMACENAMIENTO64GB expandible por microSDXC.
CÁMARA PRINCIPALCuádruple 13 MP, f/1.8, (gran angular); 5 MP, 13mm (ultra gran angular); 2 MP (macro); 2 MP (profundidad). LED flash, HDR, panorama. Grabación de video en 4K@30fps, 1080p@30fps.
CÁMARA FRONTALÚnica 8 MP, f/2.0, (gran angular). Grabación de video 1080p@30fps.
PARLANTE
RADIO FM
BATERÍA4.000 mAh, con cargador simple de 10W.
OTROSSensor lector de huellas digitales (trasero), acelerómetro, sensor de proximidad, etc.

DISEÑO

En este aspecto es en donde puedes empezar a sorprenderte. ¿Por qué? Porque pese a que a primera vista parece ser un equipo más, muestra sus detalles particulares. Empecemos a repasarlos.

En la parte frontal sigue todas las tendencias que aún se mantienen en muchos equipos del segmento, es decir, un notch tipo gota dentro del que está la cámara frontal; bordes laterales no tan delgados y la marca Nokia en el borde inferior.

En el lado derecho nos encontramos lo usual, pero con un ligero cambio: el botón de control de volumen y debajo el botón de encendido y apagado. Sin embargo, este botón tiene dentro el LED de notificaciones. Así es, si tienes algún correo o mensaje por revisar, desde el botón de encendido empezará a parpadear una luz blanca.

Al lado izquierdo también hay otra novedad (que se está convirtiendo en una nueva tendencia en algunos teléfonos Android). Allí encuentras el acceso a la bandeja de la SIM y la microSD, pero también encuentras un botón adicional. Se trata de un acceso directo para Google Assistant. Es una variación que ya habíamos visto en dispositivos móviles en años anteriores, pero que, en realidad, a mí no me gusta para nada. Hay la posibilidad de desactivar el botón, pero no le puedes dar otra utilidad.

Abajo tenemos un micrófono, el puerto USB tipo C y el altavoz que, tiene un desempeño bastante bueno. En la parte superior encontramos otro micrófono y el Jack 3,5 mm para auriculares.

Terminamos con la parte posterior. La carcasa es de plástico pulido, pero de un tono opaco [el modelo que probé era de color gris carbón]. No es muy resbaladiza, pero si es un imán para huellas... aunque en este color oscuro se ocultan bien. Otra novedad: el módulo de cuatro cámaras está en una pieza circular, que lleva al medio el flash LED. Justo debajo está el sensor de huellas que funciona bastante bien. ¿Extras? Incluye una carcasa de silicona [cosa que seguiré agradeciendo a los fabricantes].


DESEMPEÑO

En este apartado quiero que quede claro algo que mencioné al inicio: a este equipo no se le puede exigir lo mismo que a un smartphone de gama alta o premium. Sin embargo, el Nokia 5.3 me pareció -aunque tiene algunos puntos por mejorar- un dispositivo bastante solvente, en general.

Su pantalla de 6,55″ no es la más destacable de la gama media, pero va bien. Tiene resolución HD y mediante el software hay la posibilidad de ajustar el balance de blancos [de cálido a frío]. Sus colores no son los más vivos, pero su desempeño es bueno tanto en interiores como bajo luz natural. No obstante, puede tomar algunos segundos que el brillo se ajuste de manera automática al nivel adecuado. Incluye además el modo de Luz Nocturna, que brinda un tono ámbar para que se pueda ver o leer con menos luz, sino que -se supone- que ayudará a conciliar el sueño más rápido.

En el trabajo diario, el Nokia 5.3 ofrece una experiencia muy fluida. Se salta entre aplicaciones sin ningún retraso o lag, se navega por la web sin problemas, el paseo entre las diferentes partes del sistema se realiza de manera sencilla. Destacable para la gama media. Soy sincero y este terminal no lo he utilizado en mucho en videojuegos, salvo en alguno de los incidentales que ya vienen preinstalados o en Call of Duty Mobile. En el caso de este último en particular, no tuve ningún problema o retraso. Mi experiencia -aunque limitada- fue buena, en este caso.

Ah, el sonido -pese a contar solo con un parlante inferior que sale por dos espacios contiguos- es bueno. Sin dudas, otro aspecto que me ha sorprendido gratamente en este terminal.

Un punto para destacar es la experiencia de Android puro que ofrece este terminar (bueno, todos los de Nokia). ¿Qué significa eso? Que podrás disfrutar de las diferentes aplicaciones y funciones sin extrañas capas de personalización, o con lógicas de uso que pueden hacer que tu experiencia de usuario no sea la mejor cuando cambias entre marcas de fabricantes. A lo que te expones es un Android 10 como lo pensó Google, sin aplicaciones preinstaladas de más. Lo bueno es que Nokia te asegura actualizaciones por dos años, además de los parches de seguridad.

Y, en cuanto a las capas de seguridad, ofrece el desbloqueo por patrón y PIN. Además, el reconocimiento facial y la lectura de huella digital. El primero no es tan preciso como esperaría, mientras que el segundo es bastante más efectivo.


CÁMARAS

En líneas generales, el Nokia 5.3 tiene un desempeño bastante competente en este apartado. Si bien sus tomas suelen mostrar tonos fríos (o más lavados o pálidos, como quieras decirle) no son malas. Como sucede con casi todas las cámaras de smartphones, con la ayuda de una buena iluminación natural puede ofrecer resultados muy interesantes.

Ofrece buena definición en objetos bien iluminados, cuando requiere desenfocar el fondo obtiene resultados convincentes, y al usar el ultra gran angular que no deforma la imagen a los lados. Incluye modo Macro (lo cual se agradece) y hace un trabajo bueno.

Como se espera, ante la ausencia de luz las tomas sufren. Pero cuenta con un modo nocturno que trata de salvar las imágenes y termina haciendo un trabajo bastante bueno. Este aspecto es destacable para un dispositivo ubicado en la gama media. Su modo de cámara lenta me dejó bastante entusiasmado.

En cuanto al video, permite hacer grabaciones hasta en 4K a 30 fps. Sin embargo, su dependencia de la buena iluminación para lograr videos correctos y la falta de estabilización son los principales puntos en contra en este sentido.

MIRA: La galería completa de fotos y videos del Nokia 5.3

La cámara frontal toma fotos en Modo Retrato lo suficientemente buenas para compartirlas en redes sociales.


BATERÍA

Este es uno de sus principales atributos. Su batería de 4.000 mAh le brinda autonomía de más de 24 horas sin problemas, incluso cuando a este Nokia 5.3 lo sometemos a un uso intenso.

No obstante, en este apartado tiene un punto en contra: su adaptador de pared. Pese a contar con una batería bastante amplia, su cargador es uno regular y llevarlo de 0% a 100% tomará más de dos horas y media, en promedio.


CONCLUSIONES

¿El Nokia 5.3 es el mejor smartphone de gama media? No, pero creo que es de los mejores en la relación costo-beneficio. Sin destacar en un aspecto en particular, este dispositivo móvil se presenta como una alternativa suficientemente buena para quien busca una experiencia de Android sin complicaciones.


VIDEO RECOMENDADO

CONOCE TODOS LOS DETALLES SOBRE EL NOKIA 2.3

Conoce todos los detalles del nuevo celular de Nokia, el 2.3 (Foto: La Prensa)


TE PUEDE INTERESAR