En esta imagen del 29 de abril de 2020, un ingeniero muestra una vacuna experimental para el coronavirus COVID-19 que se probó en el Laboratorio de Control de Calidad en las instalaciones de Sinovac Biotech en Beijing, China. (Foto por NICOLAS ASFOURI / AFP).
En esta imagen del 29 de abril de 2020, un ingeniero muestra una vacuna experimental para el coronavirus COVID-19 que se probó en el Laboratorio de Control de Calidad en las instalaciones de Sinovac Biotech en Beijing, China. (Foto por NICOLAS ASFOURI / AFP).
Redacción EC

Dos proyectos de vacuna contra el , uno británico y el otro chino, mostraron ser seguros para los pacientes y produjeron respuesta inmunitaria, según resultados de los ensayos clínicos, publicados este lunes en la revista médica .

MIRA: “El seguimiento de casos y de contactos”, por Elmer Huerta

El primero, desarrollado por la Universidad de Oxford en asociación con AstraZeneca, generó “una fuerte respuesta inmunitaria” en un ensayo con más de 1.000 pacientes, y el segundo, apoyado por Cansino Biologics, provocó una fuerte reacción de anticuerpos en otro ensayo en la mayoría de los aproximadamente 500 participantes, según la revista.

Durante los ensayos clínicos realizados por expertos del prestigioso centro académico, 1.077 voluntarios de entre 18 y 55 años mostraron que una inyección les llevaba a producir anticuerpos y células blancas de la sangre que pueden combatir el virus.

Estos descubrimientos se consideran “muy prometedores”, si bien todavía es necesario llevar a cabo ensayos a mayor escala en miles de voluntarios a fin de determinar si los anticuerpos son suficientes para ofrecer protección a largo plazo contra la enfermedad.

MIRA: COVID-19 | 3 datos falsos sobre el examen para detectar el coronavirus que circulan por internet

Según el estudio, la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 provocó una respuesta de células T dentro de los 14 días de la vacunación y una respuesta de anticuerpos dentro de los 28 días posteriores a la inoculación.

Entre abril y mayo de 2020, los voluntarios recibieron ChAdOx1 nCoV-19 o un placebo. Tras el período de prueba, los autores reportan que “no hubo eventos de salud adversos graves relacionados con [la vacuna] ChAdOx1 nCoV-19”.

“[La vacuna] ChAdOx1 nCoV-19 mostró un perfil de seguridad aceptable”, señalan.

En la fase tres, se probará la vacuna en grupos de edad avanzada que presentan comorbilidades, trabajadores de la salud y otros grupos con mayor riesgo de exposición al virus.

“Si nuestra vacuna se revelara eficaz, es una prometedora opción, ya que este tipo de vacuna puede ser fabricada fácilmente a gran escala”, comentó Sarah Gilbert, investigadora de la universidad de Oxford.

En el caso de la vacuna china, desarrollada por Cansino Biologics y bautizada Ad5-nCOV, también provocó una fuerte reacción de anticuerpos en otro ensayo en la mayoría de los aproximadamente 500 participantes, según la revista.

Si bien esta vacuna de CanSino aún no ha comenzado los ensayos clínicos a gran escala en etapas tardías para evaluar cuán bien funciona para evitar que las personas se infecten, ha recibido luz verde para ser utilizada en el ejército de China.

Fase preliminar

Estos ensayos clínicos están aún en una fase preliminar (fase 1/2 y fase 2), y su eficacia debe aún ser establecida en un ensayo de fase 3, sobre un número más importante de participantes, antes de contemplar su comercialización a gran escala.

Pese a ello, estos resultados eran muy esperados, pues numerosos investigadores y laboratorios de todo el mundo libran una carrera contrarreloj para hallar una vacuna segura y eficaz contra el COVID-19.

La vacuna de Oxford, como la de CanSino, están basadas en un adenavirus modificado, que no se replica, lo que las convierte en más seguras en especial para los pacientes más frágiles

Ninguno de estos dos ensayos generó efectos indeseables graves. Los efectos secundarios más observados fueron fiebre, fatiga, y dolor en el punto de inyección de la vacuna.

Agencias/El Comercio

-----------------------------------------------------------------

*El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del COVID-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter: