La imagen muestra una representación del SARS-CoV-2, virus que causa el COVID-19.(Foto: CDC)
La imagen muestra una representación del SARS-CoV-2, virus que causa el COVID-19.(Foto: CDC)

Un equipo de investigadores de EE.UU. ha detectado una proteína clave que es la responsable de reacción inflamatoria descontrolada que ocurre en los casos críticos de , según un artículo de investigación publicado en la revista .

MIRA: COVID-19: Investigan un componente que podría ser su talón de Aquiles

Los investigadores de la empresa AstraZeneca y de los Institutos Nacionales de Salud de los EE. UU. probaron un fármaco que inhibe la proteína tirosina quinasa de Bruton (BTK), fundamental en la llamada tormenta de citoquinas, que genera la respuesta inflamatoria en pacientes con enfermedad respiratoria grave causada por el COVID-19.

Los científicos utilizaron el acalabrutinib, un medicamento inhibidor selectivo de BTK y usado para algunos tipos de cáncer hematológicos, en un reducido grupo de 19 pacientes de COVID-19 hospitalizados (11 con oxígeno suplementario; 8 con ventilación mecánica).

COVID: COVID-19 | Los factores que determinan cuánto tiempo se mantiene el coronavirus en el ambiente

Según la compañía, “los resultados mostraron que acalabrutinib redujo los marcadores de inflamación y mejoró los resultados clínicos de pacientes con enfermedad grave por COVID-19”.

Los resultados en este grupo de pacientes muestran que aplicando dicho fármaco entre 10 a 14 días, se logró mejorar la oxigenación en la mayoría de los pacientes, a menudo entre 1 a 3 días, y no tuvo toxicidad importante.

Al final del tratamiento, ocho de los 11 pacientes que necesitaban oxigenación dejaron el soporte externo, mientras que cuatro de los ocho en ventilación mecánica fueron extubados con éxito.

Debido a que el grupo en que se utilizó este medicamento es pequeño estadísticamente, debe probarse en un número mayor de pacientes para determinar si los resultados son repliclables.

“Estos resultados sugieren que atacar la inflamación excesiva con un inhibidor de BTK es una estrategia terapéutica válida en COVID-19 grave y ha llevado a un ensayo clínico aleatorizado prospectivo confirmatorio”, concluyen los investigadores.

“Los datos preliminares son alentadores en esta serie de casos. Esperamos completar el reclutamiento [para el ensayo clínico] y obtener datos en estos ensayos lo antes posible para ampliar nuestra comprensión de lo que este posible tratamiento podría significar para los pacientes”, dijo José Baselga, vicepresidente ejecutivo de I + D en oncología de AstraZeneca en un comunicado.

El acalabrutinib, cuyo nombre comercial es Calquence no está aprobado actualmente en ningún país para tratar pacientes con enfermedades relacionadas con el SARS-CoV-2, virus que causa el COVID-19.

*El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus

-----------------------------------------------------------------

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del COVID-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter: