En la actualidad existen más de 200 equipos de diferentes países que buscan la vacuna. (Foto: Reuters)
En la actualidad existen más de 200 equipos de diferentes países que buscan la vacuna. (Foto: Reuters)
Redacción EC

Al ser un virus nuevo, el SARS-CoV-2 –causante de la enfermedad – puso en jaque rápidamente al mundo entero. Poco se pudo hacer para evitar su propagación. Si bien este no es el primer que ataca a humanos, ninguno de los tratamientos desarrollados hasta el momento por la ciencia ha demostrado una respuesta adecuada. La buena noticia, sin embargo, es que, casi a la par que se detectó el primer infectado en China, empezó una carrera nunca antes vista por encontrar la .  

MIRA: COVID-19 | ¿Están las mutaciones volviendo al coronavirus más infeccioso?

A estas alturas, a más de siete meses desde que se conoció el virus, y luego de haber visto como los estudios con terapias ya existentes – como la cloroquina, hidroxicloroquina, remdesivir, etc. – no mostraron una real eficacia contra el SARS-CoV-2, todo apunta a que la vacuna es la única solución para detener la pandemia.

La imagen muestra una representación del SARS-CoV-2, virus que causa el COVID-19.(Foto: CDC)
La imagen muestra una representación del SARS-CoV-2, virus que causa el COVID-19.(Foto: CDC)

En la actualidad existen más de 200 equipos de diferentes países que buscan la vacuna. Al menos 10 ya están siendo probadas en humanos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y, de este pequeño grupo, tres son las más prometedoras: la que desarrolla la farmacéutica china Sinovac Biotech, la que trabajan la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca y la de la biotecnológica estadounidense Moderna.

Para la comunidad científica esto representa un gigantesco avance. Más allá de saber cuál será la primera vacuna que muestre protección contra el nuevo virus, la velocidad con la que se han obtenido resultados es impresionante. Por lo común, el desarrollo de una vacuna toma más de 10 años e implica fases de ensayo bien diferenciados. En cambio, en el contexto actual, dichas etapas se trabajan a la vez.

No obstante, pese a todo el progreso obtenido, aún ninguna de estas tres candidatas ha demostrado ser totalmente efectiva. Los estudios continúan haciéndose y, acorde a la OMS, es probable que recién pasado el segundo trimestres de 2021 la población empiece a ser vacunada.

MIRA: COVID-19 | ¿Qué progresos se están haciendo en los tratamientos contra el coronavirus?

A continuación, presentamos una recopilación de la información más relevante sobre las tres vacunas más avanzadas contra el COVID-19.

Pequeños frascos etiquetados con pegatinas de "Vacuna" cerca de una jeringuilla médica frente a las palabras "Coronavirus COVID-19" en una fotoilustración tomada el 10 de abril de 2020. (REUTERS/Dado Ruvic/Foto de archivo).
Pequeños frascos etiquetados con pegatinas de "Vacuna" cerca de una jeringuilla médica frente a las palabras "Coronavirus COVID-19" en una fotoilustración tomada el 10 de abril de 2020. (REUTERS/Dado Ruvic/Foto de archivo).

ChAdOx1 nCoV-19

La vacuna diseñada por la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca  ya se encuentra inmersa en la fase III de estudios, es decir, se prueba en miles de participantes.  Nombrada como ChAdOx1 nCoV-19, se trata de una vacuna atenuada que utiliza un adenovirus de chimpancé (ChAdOx1) recombinante sin capacidad de replicación, el cual ha sido modificado genéticamente para expresar la proteína S (“Spike”) del SARS-CoV-2. Al detectar dicha proteína en el organismo, el sistema inmune responde.

Los I y II que se llevaron a cabo con 1.077 adultos sanos revelaron ser seguras y mostraron respuesta inmune tanto celular – con células T – como humoral –a través de anticuerpos– en el 90% de los participantes. Las respuestas inmunitarias se mantuvieron hasta el día 56 del ensayo en curso. Los investigadores no descartan en que estas respuestas sean incluso mayores tras una segunda dosis, tal como sugiere un subgrupo de 10 individuos que la recibieron en el estudio.

En la fase III, el ensayo contará con más de 10.000 personas en Reino Unido,  30.000 en EE.UU., 2.000 en Sudáfrica y 5.000 en Brasil.

 Sinovac Biotech

La vacuna que prepara la farmacéutica china Sinovac Biotech está basada en partículas inactivas del nuevo coronavirus. Este tipo de vacuna utiliza la versión muerta del germen que causa la enfermedad, aunque no suelen proporcionar una inmunidad  tan fuerte como las vacunas vivas; por el contrario, es posible que se necesiten varias dosis de refuerzo para tener inmunidad continua contra el mal.

En los inicios de las pruebas, en el mes de junio, la compañía anunció que la fase I y II con 743 voluntarios no había mostrado efectos adversos, y que la vacuna había provocado una respuesta inmunitaria.

El pasado martes, Brasil se convirtió en el primer país en iniciar las pruebas en fase III de la vacuna china, denominada Coronavac, contra el coronavirus. Nueve mil médicos y paramédicos voluntarios recibirán en los próximos tres meses la vacuna como parte del convenio entre Sinovac y el instituto de investigación brasileño Butantan para realizar los ensayos en la última fase antes de su homologación. Los participantes del ensayo recibirán dos dosis con un intervalo de 14 días.

Moderna

FOTO 2 | Moderna Inc. trabaja en la vacuna mRNA-1273.(Foto: AP)
FOTO 2 | Moderna Inc. trabaja en la vacuna mRNA-1273.(Foto: AP)

La compañía de biotecnología Moderna trabaja de la mano con los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) para desarrollar su propia vacuna. Los primero resultados de la fase I, , mostraron que esta candidata -llamada mRNA-1273- no solo es bien tolerada sino que también provoca la actividad de anticuerpos neutralizantes en adultos sanos.

La vacuna es un pequeño fragmento del código genético del coronavirus que se inyecta en el paciente. No causa infección ni síntomas asociados al COVID-19, pero tiene la capacidad de provocar una respuesta del sistema inmunitario.

Así pues, ARNm-1273 está diseñada para inducir anticuerpos neutralizantes dirigidos a una porción de la proteína S del coronavirus, que el virus utiliza para unirse y entrar en las células humanas.

La fase II del ensayo ya se encuentra en desarrollo; de hecho, comenzó en mayo, mientras la etapa anterior se llevaba a cabo, pues se está trabajando de forma acelerada por la premuera que presenta la pandemia. La fase III comenzará el 27 de julio.

*El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del COVID-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

VIDEO RELACIONADO

OMS: "La vacuna podría llegar en la primera mitad del 2021"

OMS: "La vacuna podría llegar en la primera mitad del 2021"

TE PUEDE INTERESAR