Jueves, 2 de noviembre de 2006
Alan García: "Guerra avisada, señores, no mata gente"


Mandatario presentará proyecto de ley para que pena capital a terroristas se haga efectiva.



Mientras la imagen del Señor de los Milagros recorría ayer por última vez el Centro de Lima, el presidente Alan García anunciaba en San Juan de Lurigancho que en una semana enviará al Congreso un proyecto de ley para hacer efectiva la pena capital, esta vez para los terroristas.

Su intención es que el artículo 140 de la Constitución, que contempla esta pena en casos de traición a la patria y terrorismo, se convierta en ley. Según García, "hasta ahora no ha habido el coraje de poner (la pena capital) en el Código Penal". Este anuncio lo hizo a propósito de las especulaciones sobre un presunto rebrote senderista y la aparición de trapos rojos y pintas en algunos puntos del país. "Que cualquiera que cometa este gravísimo delito se enfrente con un pelotón de fusilamiento; esa es mi decisión. Siempre los remanentes de Sendero intentarán reorganizarse (...) los vamos a enfrentar con la fuerza de las leyes y con las armas, (...) no vamos a permitir que vuelvan a pintar las universidades. Si es necesario se intervendrán los lugares en los que estén", precisó.

García agregó: "Guerra avisada, señores, no mata gente, no se equivoquen (...) los ciudadanos odian el terrorismo y van a respaldar el proyecto. La Constitución ya establece y acepta". Y adelantándose a las críticas aseguró que su propuesta no implica denunciar el Pacto de Costa Rica.

En otro momento rechazó que hubiera un copamiento de militantes apristas en organismos del Estado, y exhortó a los congresistas a aprobar las leyes enviadas por el Ejecutivo, entre ellas la que adecúa procesos de contrataciones y adquisiciones del Seguro Social.

Penalistas consideran que la iniciativa podría generar más violencia en el país

Para el abogado penalista Luis Lamas Puccio la propuesta del presidente García no es viable por los compromisos asumidos por el Perú en materia de derechos humanos. Señala que aún si se modificara el Código Penal, cualquier abogado, persona o asociación podría presentar un hábeas corpus y llegar hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Incluso, sin ir muy lejos advierte que cualquier juez peruano puede resolver que la norma es inaplicable precisamente por estos derechos.

Penalistas consideran que la iniciativa podría generar más violencia en el país
Para su colega Julio Rodríguez, la pena capital no cumple con un sistema judicial democrático ni con el fin del derecho penal que es la resocialización de la persona. "Está comprobado que no sirve para reducir la criminalidad. Rodríguez recuerda que un estudio realizado en EE.UU. revela que en los últimos cien años sus jueces aplicaron erróneamente dicha pena en 300 casos. "Si eso ocurre allá (que es un país más adelantado), qué podría pasar aquí", comenta Rodríguez.

Para el penalista Mario Amoretti la pena de muerte no intimida y eso sumado al error judicial son motivos más que suficientes para que sea inaplicable. Refiere que la característica de los terroristas es aparecer como héroes o mártires, y esta norma contribuiría a ello. "La delincuencia terrorista es muy avezada y (con esta norma) se podría desencadenar en acciones mucho más violentas".





¿Qué le parecen las celebraciones que se vienen realizando por la Gran Semana de Lima?
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa