Jueves, 2 de noviembre de 2006
Miradas sobre Isabelle


Actriz imprescindible paraelcine galo, Isabelle Huppert es también musa de célebres retratistas. La muestra "La femme aux portraits" reúne a cinéfilos y fotógrafos en la alianza francesa.

Por Enrique Planas

Quizás ni siquiera los más memoriosos cinéfilos recuerden el rostro de la célebre actriz a los veintitantos: una mancha de pecas, de belleza casi enfermiza, con dos ojos de gato abriéndose camino. Los tiempos en que ya se comentaba el enorme contraste entre la notable fuerza escénica de Isabelle Huppert y la fragilidad de su cuerpo de gorrión.

"Isabelle Huppert: La femme aux portraits" (La mujer y los retratos), a inaugurarse el próximo 8 de noviembre en la galería L'Imaginaire de la Alianza Francesa de Miraflores, es una muestra tanto para cinéfilos como para los amantes de la fotografía: Robert Doisneau, Jacques Henri Latigue, Peter Lindberg, Edouard Boubat, Helmut Newton, Ronald Chammah, todos los más célebres fotógrafos quisieron tenerla en su objetivo.

Pequeña, enjuta, con ojos pequeños y mirada cansada, Huppert (París, 1955), ofrece una primera impresión de fragilidad. Pero no se deje engañar. Se trata de una mentira deliciosa para cualquiera que haya visto filmes como "La pianista", " Ocho mujeres", "No va más" o "La ceremonia" . Los conocedores de su filmografía saben que un gesto tierno de la diva puede volverse terrorífico después de un parpadeo. Lo cierto, como dicen los expertos, es que la versátil actriz puede ser lo que ella quiera y cómo no, también lo que los fotógrafos le piden que sea. Es por eso que Huppert cambia dramáticamente en cada imagen, adaptándose al estilo de cada maestro del lente.

suspiros limeños

A Lima ha llegado una muestra que sintetiza la enorme exposición itinerante compuesta por un centenar de retratos de la actriz, colgada en las principales capitales del mundo (MOMA en Nueva York, Couvent des Cordeliers en París, Berlin Museum, Villa Medicis en Roma, o el Jardín Botánico de Madrid). Nosotros podremos ver 20 fotografías que igualmente cumplen con rendir homenaje a la última musa del cine europeo .

La exposición está concebida como una serie de variaciones sobre un tema único: su rostro. "Cada uno ha aportado su propia visión y las hay desde el que es humanista, contemporáneo o fotógrafo de moda, en fin, que reflejan todo tipo de mujer", comentó la actriz a la prensa española en abril de este año, al apadrinar la muestra.

Isabelle Huppert es actriz y, como tal, está habituada a situarse delante de las cámaras. Y a la mirada del otro: "Los fotógrafos calificados de humanistas captan a la persona en su mundo. Doisneau me presenta en un bistrot, Boubat, acariciando un gato, mientras que los contemporáneos tienden a ser más cinematográficos. Hay más narratividad, más ficción, como sucede con Lindbergh, en otros más sucia como es el caso de Teller, que cultiva una estética de la fealdad. El fotógrafo de moda tiende a poner el énfasis en el glamour del modelo y supone otra vía", declaró la actriz al diario español El País. No la pierda de vista.





¿Qué le parecen las celebraciones que se vienen realizando por la Gran Semana de Lima?
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa