Lunes, 19 de marzo de 2007
Periodista asesinado criticaba la falta de seguridad ciudadana


Ministerio del Interior dispone que equipo de la Dinincri investigue el caso



Ironías del destino. El periodista Miguel Pérez Julca (38) fue asesinado el último sábado cuando hasta hace una semana criticaba la falta de seguridad ciudadana en la ciudad de Jaén.

Por esta razón era un acérrimo crítico de la actual gestión del alcalde Jaime Vílchez Oblitas en su programa radial "El informativo del pueblo", que se emitía a la 1 de la tarde en radio Éxitos.

Monseñor José García, obispo de Jaén, condenó en su homilía de ayer el asesinato del periodista a manos de dos presuntos sicarios. El hecho de sangre fue presenciado por la esposa y dos hijos del hombre de prensa.

Durante la misa matutina, monseñor García fue enérgico y condenó el crimen ocurrido a las 7:25 p.m. del sábado, cuando Pérez Julca se aprestaba a ingresar a su domicilio, ubicado en la urbanización Las Palmeras.

"La población se encuentra desprotegida y es hora de que la policía realice múltiples esfuerzos para que retorne la calma a Jaén", demandó el representante de la Iglesia Católica.

Periodistas de Jaén (Cajamarca) coordinan una masiva movilización que se llevará a cabo mañana por las calles de la ciudad. Mientras tanto, dirigentes gremiales y dueños de algunos medios de comunicación de la localidad decidieron que entre las 10 de la mañana y 6 de la tarde de hoy no se emitirá ningún programa periodístico en protesta por el crimen.

GRUPO DE ÉLITE
En un comunicado del Ministerio del Interior se anunció ayer que especialistas de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) viajarán a Cajamarca para esclarecer el asesinato del periodista e identificar a los homicidas.

En el documento, el Ministerio del Interior lamenta y rechaza enérgicamente este atentado. El grupo de élite policial volcará toda su experiencia en encontrar a los responsables.

El asesinato ocurrió cuando Pérez bajaba de su moto para ingresar a su casa. En ese momento aparecieron dos sujetos y uno de ellos, con el rostro descubierto, le disparó dos balazos en la cabeza.

Su esposa, Nelly Guevara Arrascue (32), recibió un balazo cerca de la rodilla izquierda, mientras que sus dos hijos, Yahir y Miguel Pérez Guevara, gritaban de impotencia.

La madre de los menores pudo ver a los dos supuestos sicarios. Uno de ellos vestía polo blanco y el otro camisa a cuadros. Ella está internada en el hospital general de Jaén.

Antes laboró en emisoras como Radio Oriental, Radio Jaén y fue integrante de la Federación de Locutores de Jaén y, últimamente, de la Federación de Periodistas.

La policía local ha iniciado operaciones y redadas a fin de lograr la captura de los dos asesinos, sin tener hasta el momento resultados positivos.

En abril del 2004 el periodista Alberto Rivera Fernández fue asesinado por sicarios en la localidad de Pucallpa, en la región Ucayali. El alcalde de esa ciudad selvática, Luis Valdez Villacorta, es procesado por la presunta autoría intelectual del crimen.





¿Conoce de casos de movilidades escolares que incumplan con las normas de seguridad? Denuncie estas faltas.
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa