Lunes, 9 de abril de 2007
Hay miedo de enfrentar al narcotráfico


FERNANDO ROSPIGLIOSI
El ex ministro del Interior critica acremente lo que llama inacción del Gobierno ante el narco-tráfico y defiende a capa y espada la erradicación de cocales, único modo de combatirlo



Por Mariella Balbi

Su tesis es que el Gobierno no tiene voluntad política para luchar contra el narcotráfico. ¿Podemos deducir que habría colusión con este?
En los altos niveles no parece haberla. Lo que pasa es que hay desconocimiento y miedo. Eso explica que no haya una firme voluntad para enfrentar al narcotráfico.

¿Miedo a qué?
El narcotráfico es muy poderoso, mueve muchísima plata y es muy violento. Si te metes con ellos te hacen campañas de desprestigio, movilizan a la gente y finalmente te quieren matar. Mire Colombia, México. Entonces el Gobierno solo realiza operaciones de rutina y se deja ahí.

¿El Perú se está pareciendo a México?
No, pero la gente mira que el narcotráfico puede reaccionar con violencia y tiene miedo. La cosa no está tan grave, sin embargo está creciendo. Si lo dejan llegaremos a lo que ocurre en otros países. Libera zonas, compromete a autoridades políticas, aumenta su influencia. El narcotráfico nunca va a estar estático, si no lo contienes te llega a desarticular una sociedad. Así de sencillo. El VRAE (valle de los ríos Apurímac y Ene) y el Monzón son zonas del narcotráfico más que del terrorismo. En eso tenía razón el ministro Salazar. Ahí el narcotráfico hace lo que quiere, si no te alineas con este, te matan. En el VRAE hay cinco alcaldes que están con Nelson Palomino e Iburcio Morales. Cuentan con gente en el Congreso que antes no tenían

Se refiere a las congresistas Nancy Obregón y Elsa Malpartida.
Así es. Hemos visto que el Apra tenía de candidato en Campanilla al hermano de 'Vaticano'. No ganó, pero tengo entendido que quien fue elegido nunca pudo entrar al municipio. Está el candidato a la Alcaldía de San Borja, que defendía a narcos, el ex jefe de asesores de la ministra Zavala lo mismo y eran narcos grandes. Esos son solo los que aparecen porque la prensa los identifica. La principal arma del narcotráfico en el Perú es la corrupción, luego la violencia y finalmente la política. Están interesados en que haya desorden y zonas donde puedan funcionar. Es una amenaza a la seguridad nacional fortísima.

¿Cuánto dinero mueve el narcotráfico en el Perú?
El presidente del BCR dijo que son mil millones de dólares. Claro, es una minucia al lado de los 71 mil millones de dólares que mueve el tráfico de cocaína en el mundo, pero para el Perú es bastante.

¿No hubo desconocimiento en los sucesivos gobiernos anteriores?
No como ahora. No se envió a alguien como 'Chiquitín' Salazar (el ministro de Agricultura) a negociar. O lo que hizo Nancy Obregón con Mazzetti (la anterior ministra del Interior) en Sion. Se la comió cruda, sacó al jefe del Corah y sancionó a los policías. Con Toledo, el ministro de Agricultura José León intentó negociar por su cuenta y le dieron su estate quieto.

¿No es cierto, como dice el ministro Salazar, que la sustitución de cultivos ha fracasado?
¡Eso es mentira! El fracaso está en la debilidad del Estado para desarrollar una política adecuada.

Pero los cultivos alternativos no son rentables...
Ese no es el tema. No hay ningún producto más rentable que la coca, pero si erradicas a los ilegales, funciona. A estos les dices: en tu parcela siembra otra cosa, te daré semillas, asistencia, etc.; si no quieres, te erradico a la fuerza. Escoge. Por las buenas nadie se cambia, por eso no se puede dejar de erradicar.

Con la erradicación hay 48 mil hectáreas de cocales...
Es al revés. En las zonas donde se erradica, el Alto Huallaga, por ejemplo, están funcionando los programas alternativos. Por eso los cocaleros ilegales se oponen a la erradicación, saben que el desarrollo alternativo solo funciona con erradicación. En el VRAE había 10 programas de sustitución, pero no hubo erradicación y los liquidaron por la fuerza. Igual en el Monzón, los cocaleros echaron al PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) por la violencia y no se cultivó más arroz. Cuando el Estado pone orden y erradica la coca ilegal, funciona.

¿No son agricultores precarios? Cuando ven que la coca paga más regresan
Siempre va a dar más plata, pero el Estado tiene que controlar su territorio.

El presidente del Consejo de Ministros dijo que la política antidrogas se discutió en el Gabinete.
Es cierto, pero no la aplican, parte de la política antidrogas es erradicar. Y es imposible bombardear las pozas, como dice Alan García

¿Y las pistas de aterrizaje?
Es inútil. Primero porque hay muy pocas. Es mentira eso que ha salido en un periódico de que hay 300, son tonterías, babosadas. Es más barato y eficaz destruirlas como siempre, con explosivos. La policía pone dinamita en un tramo y la pista ya no funciona. Pero la droga ya no sale por aire, sino por mar. ¡Bombardear una pista es carísimo! Y es probable que no se acierte a la primera.

¿Por qué lo plantea el presidente? ¿Por desconocimiento?
Sí y porque se deja llevar por la emoción del momento. Si ha tenido impacto es porque la gente no sabe que es más caro, que ese avión no es adecuado, etc. Pero no puede hacerse, lo planteado no sirve para nada. Lo positivo de su discurso es que cambia el tono del ministro Salazar y la suspensión de la erradicación, que por cierto estaba funcionando. Pero les bloquearon la carretera un par de días y se aterraron. Ya han pasado 20 días sin erradicación, el narcotráfico crece y el Gobierno no pone énfasis en la lucha contra este

El Gobierno anterior tampoco fue muy enfático.
Tuvo momentos, lo que pasa es que no hay continuidad en las políticas

¿Está defendiendo su gestión?
Sí, claro. ¿Por qué cree que los cocaleros me odian? Porque nunca transé con ellos. Ahora hay que poner mucho énfasis en zonas como el VRAE, el Ministerio de Defensa ha planteado un programa, pero el del Interior está ausente. Mazzetti no quería comprarse el pleito y (el actual ministro) Luis Alva Castro tampoco.

¿Qué significa comprarse el pleito?
Debería erradicarse, no en este momento porque los comités de autodefensa contra Sendero están ahora con la coca ilegal y tienen armas. En diciembre mataron a cinco policías en Machente y no pasó nada, no se metió fuerza ni se les golpeó. La policía puede y debe entrar, pero hay que preparar planes y tener valor. Sin embargo, desde el inicio, Mazzetti dijo en El Comercio, "el VRAE no es mi problema". Y sí, es el problema del Ministerio del Interior, de Luis Alva, no de los militares.

¿Entonces el plan del ministro Wagner está en el aire?
Tiene una pata coja. Requiere que entre el Ministerio del Interior, porque las FF.AA. no están autorizadas por ley para luchar contra el narcotráfico, y está bien que sea así. De nada vale el plan de Wagner contra Sendero si no se lucha contra el enemigo principal: el narcotráfico. El VRAE es más incontrolable y es la zona de mayor crecimiento de coca porque no se erradica, de ahí sale la mayor cantidad de cocaína del Perú.

¿Ante este panorama apabu-llante, cuál es su pronóstico?
Si el Gobierno no cambia, al final de su período el narcotráfico será un problema difícilmente controlable. Hay corrupción en la policía, en las FF.AA., en el Poder Judicial, aunque aún es manejable, pero cuando estas instituciones se ponen al servicio de un cártel, como en México, retroceder es muy difícil.

El ministro Salazar dijo que EE.UU. diseña la política antidrogas.
Ese es el discurso de los cocaleros, quieren una ruptura con EE.UU. porque saben que sin su ayuda el Perú sucumbe ante el narcotráfico. Un país pequeño, débil y corrupto, como el Perú, requiere de la ayuda internacional para combatirlo. Sin cultivos alternativos y erradicación ahora tendría plantas de coca hasta en el jardín de su casa y el narco habría capturado el Gobierno.

¿La ayuda estadounidense no es magra?
Da un montón, 100 millones de dólares. Además, para EE.UU., el Perú es un problema menor. El 85% de la cocaína que se consume en EE.UU. viene de Colombia, por eso se ocupan de este país. El 14% viene de Perú y el 1% de Bolivia. Evo Morales suspendió la erradicación y planteó el autocontrol y ahora los amenaza con meter el Ejército porque la producción se ha disparado. La mayor parte de la cocaína boliviana va a Europa y al Asia y los europeos no ponen un centavo, ni Asia. El Estado Peruano tiene que poner la suya.

¿Y lo hace?
No, el presupuesto para la lucha antidrogas se reduce a unos cuantos millones que se da a Devida. Los helicópteros son donados. Debería destinarse un monto para combatir este tema.

¿Vendrá la protesta cocalera?
Sí, pero los cocaleros están divididos y con poca fuerza, es una realidad para aprovechar. El Estado no debería rendirse ante un movimiento tan débil.

¿Para qué sirve el empadronamiento de cocaleros?
Ellos quieren que los empadronen y que a partir de ahí todos sean legales. Hay un padrón de 1978 que registra a quienes pueden sembrar coca, los demás son ilegales. Con base en esa ley es que se erradica. El gobierno de Toledo envió un proyecto de ley al Congreso para autorizar un sembrío que produjera solo 9.000 toneladas de coca (lo que se necesita para Enaco), se establecía un nuevo padrón y a los sobrantes se combatía. Nadie quiso apoyarlo porque se morían de miedo de enfrentarse a quienes no entraban dentro de esa cifra. Los cocaleros quieren que, con el empadronamiento, las 48 mil toneladas que se producen sean legales, por tanto no hay que erradicar, ergo el narcotráfico crece.

¿Es tan difícil controlar la venta de insumos químicos para elaborar droga?
Muy difícil, son productos de uso diario: lejía, kerosene, cal, cemento. Y si establece un control férreo, algo muy hipotético, el narcotráfico encontrará nuevos productos.

¿Cuánto de cocaína produce el Perú al año?
No se sabe con precisión. Se calcula que con los sembríos actuales podría producir 180 toneladas, pero hay que deducir lo que se erradica. Se incauta muy poco, ahora la droga sale por los puertos

Las fragatas Lupo sirven para controlar
Nooo, ¿qué tienen que ver? Lo que se debe vigilar son las aduanas y no hay tecnología, escáner. La fragata no va a desarmar un barco en el mar. La inacción es grande, el Estado no invierte en este tema y hay temor.

¿Ollanta Humala es un semialiado del narcotráfico?
Totalmente. Él está en contra de la erradicación.

"Alva Castro no hace nada, se esconde"
¿Por qué es tan crítico con la gestión de Pilar Mazzetti?
Al principio la apoyé, pero se me cayó con el incidente de Sion y el bloqueo de la carretera de Combayo. Y después no hizo nada de nada ni en seguridad ciudadana, ni orden público. Luego vino lo de los patrulleros. Debió comprar carros, como ocurre en todas partes, y encima defendió la compra.

Pero ella no es corrupta.
No, pero alguien en el ministerio sí se benefició con la compra. Ahora, Alva Castro tampoco hace nada, se esconde, mandó a 'Chiquitín' Salazar a negociar con los cocaleros cuando debió ir él.

¿Existe un SIN chicha?
Lo que hay son grupos que hacen campañas a través de algunos medios contra los críticos al Gobierno, desacreditándolos, como Montesinos.

Mercedes Cabanillas denunció una campaña para presentarla como homosexual.
Son campañas mediáticas. Lo más probable es que vengan del propio partido. Muestra que este Gobierno es de un desorden mayúsculo, todos se pelean entre ellos y cada uno tiene su propio juego. No creo que haya aparatos de espionaje. Se puede intervenir un teléfono, pero no muchos. Eso implica tener una organización, decodificadores, etc.

¿Y la presencia de Mantilla en diversos lugares?
Todos sabemos que es militante del Apra, eso de la expulsión es una formalidad. Alguien ordenó que la policía lo escolte. Ahora, él es querido en la institución porque es uno de los pocos ministros que hizo cosas a favor de la policía.





4


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa