Lo que debe responder Kouri

Ha hecho bien el pleno del Congreso al otorgarle facultades investigadoras a la Comisión de Fiscalización --que pedirá la apertura del secreto bancario-- para indagar a fondo las presuntas irregularidades en la ejecución de la vía expresa del Callao: el presidente de la región Callao y antes alcalde, Álex Kouri, no puede tapar con un dedo, ni con juegos de palabras o maniobras mediáticas, los graves indicios, nuevos y antiguos, que lo vincularían a la red de corrupción de Vladimiro Montesinos.

Mucho menos cuando las consecuencias de estos supuestos ilícitos penales las seguimos sufriendo no solo los miles de ciudadanos que votaron por él, ignorantes de estas evidencias, sino quienes deben pagar un peaje por menos de dos kilómetros para ingresar al aeropuerto internacional Jorge Chávez. Habría, pues, no solo una estafa política sino además una permanente exacción como colofón de una maniobra corrupta que debe ser aclarada y sancionada.

Lo más nuevo en el caso es un video que reseña una conversación en la que Kouri le dice a Montesinos: "El negocio está en el peaje". Se refiere a la concesión de lo que debió ser una vía expresa, en la que habría intervenido su suegro. Eso no es todo: son llamativas e injustificables las numerosas adendas al contrato inicial, que paradójicamente permitieron reducir la responsabilidad del consorcio mientras se le autorizaba a cobrar peaje sin haber concluido la obra total.

La investigación debe ser firme, profunda y concluyente. Hasta ahora, con maniobras intolerables que buscarían la impunidad, los acusados se han dedicado a denostar a los denunciantes e incluso a la contraloría, sin aportar pruebas concretas ni someterse a todos los escrutinios.